Bio-Dis en Diario de Sevilla

 en Sala de prensa

Bio-Dis invertirá medio millón en producir suplementos deportivos.

La firma sevillana suma una nave de 800 m2 a sus instalaciones Eleva un 60% su negocio, hasta cuatro millones.

Diario de Sevilla/ 11-03-2016.

Ha recibido cuatro ofertas de compra en los últimos cinco años. Es pequeña, pero matona. La empresa sevillana Bio-Dis ha crecido en facturación, beneficios y plantilla, tiene un bajo nivel de endeudamiento, un cómodo colchón de fondos propios y la crisis sólo le ha repercutido en una pequeña mora en los pagos. Resulta atractiva para grupos mayores, pero sentencia que no está en venta. Sus planes apuntan más bien a ampliar instalaciones y producción, pues el proyecto más potente que tiene entre manos es adquirir una nave de 800 metros cuadrados junto a su factoría en La Rinconada para producir suplementos para deportistas. Otro de sus retos es conquistar nuevos países, con China y EEUU en el punto de mira.

Se dedica a los complementos alimenticios y los productos dietéticos. Es decir, desarrolla y fabrica comprimidos y cápsulas de vitaminas, jalea real, calcio, aloe, té, ginseng, valeriana… Tiene 400 referencias y las aglutina en siete marcas propias en función del canal al que se dirijan.

El volumen de negocio de Bio-Dis alcanzó el año pasado los 2,5 millones de euros, un 15% más que en 2014, mientras que este ejercicio planea un salto del 59%, hasta los cuatro millones. “Hemos crecido hasta en los años de crisis y tenemos una situación financiera muy saneada; de hecho, hemos aumentado nuestro capital social y reservas hasta superar los 800.000 euros”, explica José María Cantarero, presidente y copropietario de esta empresa familiar (con el 36% del capital) junto a sus hermanos Javier (34%) y Concha (30%).

En cuanto a los beneficios netos, la compañía ha conseguido multiplicarlos por más de cuatro entre 2007 y 2015, pasando de los 46.000 euros de entonces a los 200.000 del año pasado (según cifras provisionales pendientes de cierre). En 2015 elevó sus ganancias en torno a un 8% con respecto al ejercicio anterior, pero el salto más exponencial lo experimentó en 2014, cuando el resultado se cuadruplicó en tan sólo un año (185.000 euros frente a los 43.000 de 2013). Esto fue gracias a la tecnología adquirida por Bio-Dis, maquinaria para la automatización de procesos de fabricación y envasado en la que invirtió medio millón de euros y que le permitió quintuplicar su capacidad de producción.

En el capítulo laboral, la compañía ha pasado de los 10 empleados en 2007 a los 26 de 2015 (un 160% más). Su idea para este año es incorporar a tres profesionales más, con un perfil de técnico de ventas.

De las siete marcas de Bio-Dis, el grueso de la facturación, el 40%, lo aporta Nature Essential, orientada a herboristerías, parafarmacias y tiendas de dietética. Obire, con el 25% de las ventas, se dirige al mismo canal. Nature Horizonts (5%) es una marca más joven y usada exclusivamente en farmacias. Pharma Vitamins (2%) ha nacido este mes de febrero y se destina a supermercados. La línea de complementos para deportistas es JCA Sport Nutrition, siendo los únicos productos que no fabrica el laboratorio sevillano, sino que los importa para venderlos en gimnasios y tiendas de distribución deportiva. Ésta junto a la red de tiendas Nature Essential Shop representan el 28% del negocio total. Y, por último, como algo más testimonial, comercializa la marca Excite Power, con un solo producto y dirigida a herbolarios.

Bio-Dis cuenta, desde hace seis meses, con una tienda on line para llegar directamente al cliente final. Por su parte, la red física de establecimientos cumple dos años con siete tiendas asociadas en Sevilla, Málaga, Córdoba, Madrid, Valencia, Zarauz (Guipúzcoa) y Carbajosa de la Sagrada (Salamanca). Su idea es abrir diez más en 2016.

Pero el proyecto más fuerte que pilota es sumar una nave de 800 metros cuadrados a su factoría de La Rinconada -de 1.500-. Realizará una inversión de 500.000 euros este año en esas nuevas instalaciones y en maquinaria con el objetivo de iniciar la fabricación de sus propios productos de nutrición deportiva. Cuando se ponga en marcha, se prevé la contratación de cuatro personas. Su capacidad de producción estará en torno a las 500 toneladas anuales de producto mezclado.

Otro de los planes más inmediatos es elevar del 30% (en 2015) al 40% (en 2016) el peso de las exportaciones en su negocio, hasta 1,6 millones. Ya vende complementos alimenticios y productos dietéticos en 40 países, sobre todo en Europa y la zona del Golfo, mientras que su foco “está puesto ahora en China y EEUU”, asegura Cantarero. No se plantean abrir oficinas propias en el extranjero, sino que seguirán operando a través de distribuidores.

Puedes ver la noticia en Diario de Sevilla. 

MENSAJES RECIENTES

Start typing and press Enter to search